LA BELLEZA DE LA DESPEDIDA

Cada adiós, una bienvenida.
Junto con la nostalgia, la fresca incertidumbre del comienzo.

¿Dónde habito: en el sinfín devenir o en el eterno Ser? ¿Soy el errante de los caminos espirales o el inmóvil observador?

Enigma misterioso del Tiempo: ¿cuál es tu nombre? ¿Fuego perpetuo o leña consumida?

Maravilloso andar de mi existencia, la respuesta que buscás habita en tus pupilas. ¿Podrás imaginar fuego perpetuo ardiente sin leñas efímeras consumiéndose? 

Toma el labrys y da sentido. Los troncos gruesos te esperan. Puesto más digno que honrar el fuego, no encontrarán. 
Hijo de Aquellos, ¡libéralos! Civilizador heredero, recordarás: fuego y leña, eterno y efímero, todo es UNO. 

Los guardianes lo saben ya. Cada adiós, una bienvenida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s