Poesía: Ante el naufragio

Ante el naufragio

Si el naufragio se avecina, mira bien,
que dispones de una barca
y no tienes que temer.
Mas prepara provisiones
y alguna ropa de abrigo
para quitaros el frío,
por si acaso el rescataros se demora.

No te olvides un silbato,
un clarín… ¡lo que haga falta!
Habrá muchos que, angustiados
–apenas en una balsa–,
si lo escuchan en la noche
nadarán hacia tu barca.
Arrópales al subir,
con lo mejor de tu alma.

La penuria pasará.
Entretanto, ve marchando.
«¡Fortaleza y Dignidad!»
es la marca de tu emblema.
Solo tienes que esperar
a que, despacio, amanezca.
Os aguarda un arco iris
derrochando su belleza…

Teresa Cubas Lara

3 comentarios en “Poesía: Ante el naufragio

  1. Saludos, es hermoso este poema del naufragio. Creo es importante puntualizar, que nuestras vidas se vuelven un naufragio y no por ello debemos hundirnos, sino tener un rayo de esperanza. Es salir a flote y no desesperarnos con la vida de sus alta o bajas. Ha veces uno se enfrenta a ciertas situaciones, cree uno se va a hundir, pero esa luz nos alumbra para seguir adelante.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s