DE PLATÓN A LOS PINK FLOYD

El Arte siempre fue y seguirá siendo una de las formas más bellas de expresar las ideas, sentimientos y verdades que habitan en lo más profundo de nuestro ser. Verdades que nos unen a todos en una misma esencia que nos dignifica como seres humanos y que nos permite expresar en nuestra vida lo que llevamos en nuestra alma inmortal.

Los griegos simbolizaron este proceso como la inspiración de los artistas por las 9 musas, divinidades inspiradoras de las Artes, cada una de ellas relacionada con ramas artísticas y del conocimiento.

Estas diosas, hijas de Zeus, eran compañeras del séquito de Apolo, dios sol, dios de la luz y las artes. El Arte se vuelve entonces una herramienta de iluminación, de transmisión de la luz de la verdad.

Apolo y las 9 musas. Singer Sargent (1921)

La música, una de las expresiones del Arte, estaba inspirada por la musa Euterpe, “la de agradable genio”, que generalmente es representada coronada de flores y llevando entre sus manos el doble flautín.

Seguramente esta inspiración es la misma que hace que músicos de nuestros tiempos logren plasmar en sus verdaderas obras de arte las grandes ideas y verdades universales.  Hoy viene a mi mente lo que a mi entender es una de las grandes obras musicales del rock and roll: Wish You Were Here, tema de la banda británica Pink Floyd; tema que me ha servido de inspiración en muchas ocasiones.

Esta canción nos plantea ¿qué es lo real y verdadero y qué no? y nos hace preguntarnos si tenemos la capacidad de distinguir entre la verdad y la gran Ilusión, o la Maya como la llamaban en la India. La Maya sería esa imagen ilusoria o irreal de lo verdadero en la que quedamos atrapados sin encontrar nuestro verdadero camino o razón de ser o Dharma, según la concepción hinduista. 

Lo mismo nos decía Platón en su Alegoría de la caverna, donde simbólicamente nos sitúa encadenados en una caverna oscura en la que se proyectan sombras que nosotros tomamos como reales sin saber que la verdad está afuera de la caverna y que la ignoramos.

Solo debemos recordar y ser capaces de distinguir la verdad de la ilusión, entender los juegos de la Maya, lograr desatarnos y salir de la caverna. Nuestro gran papel “secundario” en la guerra es volver a inspirarnos en nuestros héroes, ser los protagonistas de nuestra verdadera vida.

¿Estaremos solos para lograrlo?

Así, así que crees que puedes distinguir
el cielo del infierno
Cielos azules del dolor
¿Puedes distinguir un campo verde
de un riel frío de acero?
¿Una sonrisa de un velo?
¿Crees que lo puedes distinguir?

¿Y consiguieron hacerte cambiar
tus héroes por fantasmas?
¿Cenizas calientes por árboles?
¿Aire caliente por una brisa fresca?
¿Fría comodidad por cambio?
¿Y tú intercambiaste
un rol secundario en la guerra
por un papel principal en una jaula?

Cómo desearía… 
cómo desearía que estuvieses aquí,
somos solo dos almas perdidas,
nadando en una pecera,
año tras año,
corriendo sobre el mismo viejo suelo,
¿qué hemos encontrado?
Los mismos viejos miedos.
Desearía que estuvieses aquí.

Wish You Were Here subtitulado

Mariano Suarez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s