Poesía: Imagina un viejo bosque…

Imagina un viejo bosque
y unos seres, ateridos,
que dan vueltas al ocaso.
Han olvidado el camino
y se mueven sin parar.
La mitad se desespera
y se rinden al azar.

Unos pocos continúan
en la búsqueda incesante
de quien pudiera ayudarles.
[Aún recuerda la memoria…]
Solo entonces aparece
alguien que porta una antorcha
que, sin más, se les ofrece.

«El fuego aleja a las fieras.
Prended pronto la madera,
y al abrigo de una cueva
lograremos calentarnos».

¿Imaginas el momento?
Es así como se forjan
en el bosque, los hermanos.
¡Quede atrás el descontento,
y marchemos de la mano!

Teresa Cubas Lara
teresacubaslara@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s