Entusiasmo (ενθουσιασμός)

Una palabra tan hermosa como la palabra entusiasmo lleva el significado de un estado maravilloso que todo ser humano ha experimentado alguna vez en su vida. Indagaremos su etimología.

Es una palabra de género masculino. La definiríamos como una transliteración del griego clásico: ενθουσιασμός. Es una palabra compuesta por tres partes: la preposición εν (dentro), la palabra θεός (dios) y la palabra ουσία (esencia). Tan simple significa: estar dentro de la esencia de dios o tener adentro la esencia de dios. Una especie de epifanía.

Según la mitología griega Sémele, la madre del entusiasmo, era mortal cuando se quedó embarazada a Dionisos por el dios Zeus. Ella pidió al padre de los dioses que se le presente con todo su esplendor. Zeus no pudo convencerla que lo que estaba pidiendo podría ser desastroso para ella; por su naturaleza mortal no podría soportar la magnificencia del poderoso dios… Cuando Zeus apareció con toda su magnitud frente a Sémele los rayos y el fuego terminó por incendiarla. El dios salvó al niño y lo cosió a su muslo donde terminó su gestación y después de unos meses nació. Por eso Dionisos, el hijo del entusiasmo, se nombraba por los antiguos griegos: el dos-veces-nacido.

¿No es el entusiasmo un estado flamígero de la conciencia donde se entretejen los sentimientos de anhelo, voluntad y aventura frente a algo que nos maravilla y nos transforma a inmortales?

Un comentario sobre “Entusiasmo (ενθουσιασμός)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s