La búsqueda de la salida

Es algo común en la vida cotidiana enfrentar las dificultades como problemas dramatizados, buscando la salida y anhelar que nos llevará a la felicidad.

Reflexionemos junto con la filosofía: ¿Dónde habita la felicidad? ¿Será que la felicidad habita lejos de los problemas en un lugar utópico y tanto deseado?

Aristóteles nos señala que el camino de la práctica de la virtud nos conduce a la felicidad. Un camino de justo medio entre los excesos y los defectos. Nos demuestra con su inquebrantable silogística que la felicidad no puede habitar en los excesos tampoco en la falta de la virtud.

La felicidad no está en la dirección opuesta de los problemas. Tal vez los mismos problemas podrían ser los peldaños que llevan a la felicidad anhelada cuando se transforman en retos que desafían nuestra conciencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s